lunes, 29 de octubre de 2012

LOS DIOSES ESTÁN EN NUESTROS GENES Y SE PUEDEN MODULAR CON SONIDOS CELESTIALES LAS FRECUENCIAS DE DIOS


ADN, Intrones y Extrones: Cientificos demuestran que el ADN es preexistente a la vida.  http://nueva-gaia.blogspot.com.es/2012/10/adn-intrones-y-extrones-cientificos.html.

Hoy he averiguado que  la  secuencia genética del Tata Dios está dentro de nosotros, dentro de nuestra sangre, dentro de nuestros Genes, ¿No os atreváis a dudarlo? Las  falsas religiones nos han obligado a dudar de la existencia de Dios, las religiones son  una mafia asquerosa y repugnante que se aprovecha de nuestra creencia en el Tata Dios, largo es el camino  pero mas largo será la pena de aquellos que lo  han traicionado  Las religiones nos han hecho olvidar la realidad de la vida y la realidad del auténtico Dios.
La  secuencia genética del Tata Dios son los Intrones que son secuencias de ADN, que  no está codificado pero están  dispersos entre  los Genes de   la Celula Eucariota. Los Intrones son las verdaderas partículas de Dios.   http://es.wikipedia.org/wiki/Intr%C3%B3n

Queréis que estos Intrones os ayuden a conseguir vuestra inmortalidad?, solo tenéis que centraros y desearlo porque el tata dios está dentro de ti,  grande es la sabiduría que nos está llegando del universo, os aseguro que si os ponéis cómodos, cerráis los ojos y os ayudáis  de cierto tono musical resultará mucho mas fácil para vuestro cuerpo sentir una presencia divina dentro de vuestro ser.
El sonido vibra y son estas ondas las  que ordenan nuestros Intrones, si conseguimos poner un sonido CELESTIAL constante con la misma  longitud de onda, podremos sanar y vivir eternamente.

NUESTROS INTRONES SON CELESTIALES  INCLUSO TIENEN LOS ROSTROS DE LOS DIOSES SI OS FIJÁIS UN POCO LOS PODÉIS VER..
De hecho sabíamos que las emociones pueden modificar  nuestros Genes pero no sabíamos a ciencia cierta mucho mas, ahora sabemos por fin que la música, el sonido, la luz solar y las palabras cambian nuestro pensamiento y modifican nuestros Genes celestiales los Intrones, considerados hasta hoy "basura".
Los resultados de una reciente investigación científica realizada en Rusia, por el biofísico y biólogo moléculas Pjort Garjajevá, ha probado que el ADN humano funciona como una especie de “centro operativo  biológico” que supera con creces la operatividad de cualquier sistema artificial incluso al mismo Internet.
Se ha demostrado experimentalmente que los genes pueden ser influenciados sin métodos de ingeniería genética, solo con hacerlos vibrar.
El equipo de Pjotr Garjjajevá realizó varias pruebas consistentes en modular las frecuencias de un rayo láser y tratar de influenciar con él las vibratorias del ADN. El resultado fue asombroso porque la información genética viajaba con las ondas vibratorias, si hacías otra  vibración variaba de nuevo  la información genética.
El científico  garjajevá llegó a la conclusión de que  “los cromosomas vivos funcionan como computadoras reprogramables autóctonas debido  a que los pares alcalinos del cromosoma y el lenguaje se codifican de idéntica manera – si pudiésemos escuchar una voz o un sonido  en  la frecuencia correcta cuando dormimos, al levantarnos estaríamos siempre de buen humor, y radiantes de felicidad e incluso mas jóvenes.

Mientras los investigadores de la gran ramera en occidente, recortan genes individuales de los filamentos del ADN y los insertan en otro lugar, los científicos rusos trabajan con el milagro de modificar el metabolismo celular mediante las frecuencias moduladas de ondas de radio, ondas de luz  o la frecuencia de onda del  lenguaje, que actúan sobre los niveles más profundos del ADN como por arte de magia.
¿Era cierta  la enigmática sabiduría de los maestros espirituales y esotéricos que ha sabido desde hace miles de años?... la sintonía y la comunicación con el ADN a través del lenguaje se favorece en determinados estados mentales y en específicos estados de conciencia, según apunta la doctora  M. Rodwell de Perth (Australia).
Grazyna Fosar y Franz Bludorf dos científicos rusos, certifican que es posible  modificar el ADN usando frecuencias. Según sus investigaciones, nuestro ADN no es sólo responsable de la construcción de nuestro cuerpo sino que también sirve como almacenaje de información y comunicación. los dos científicos descubrieron que los alcalinos de nuestro ADN siguen la gramática regular y han establecido reglas como nuestras lenguas. Así que las lenguas no aparecieron por coincidencia sino que son una exigencia de nuestro ADN inherente. El biofísico ruso y biólogo molecular Pjotr Garjajev y sus colegas también exploraron la conducta vibracional del ADN. Es decir llegaron a la conclusión de que las frecuencias, si son las correctas pueden modificar la estructura del ADN. Por ejemplo la frecuencia 528 relacionada con de la nota MI sobre la escala y se deriva de la frase “Mi-ra gestorum” que en latin significa milagro. Sorprendentemente esta es la frecuencia exacta usada por los bioquímicos genéticos para reparar el DNA roto-es decir la huella genética sobre la cual se basa la vida!
El ADN es como un bioordenador capaz de recoger y transmitir información de su entorno a través de ondas a partir de las cuales pueden modificarse los patrones de comportamiento de las células.

Pues bien, los investigadores rusos están convencidos de que armonizando los sonidos que emitimos -es decir, palabras- en una determinada frecuencia se puede llegar a influir en el ADN. De esta forma se podría explicar los sensacionales descubrimientos del investigador japonés Masaru Emoto quien ha demostrado -a través de experimentos que con las palabras y la música se puede alterar la estructura molecular del agua.
Los científicos rusos descubrieron con sus experimentos que la oscilación vibratoria de nuestro ADN puede causar patrones de perturbación en el vacío produciendo así agujeros de gusano magnetizados, y por lo tanto un cuerpo humano en esta situación y teniendo a todos nuestros genes magnetizados y en formación podría ser interpretado como en  un estado celestial donde podría levitar a través de esos agujeros de gusano y desplazarse por el aire..
También se cree que el  ADN podría atraer hiperinformación de más allá del vacío e incorporarla a nuestra conciencia. Yo pienso que actualmente estamos recibiendo mucha información del espacio pero la gran ramera está soltando unos compuestos al aire que impiden que esa información llegue a nuestros genes.

frecuencias solfeggio 
UT – 396 Hz – Frecuencia para liberar el miedo y la culpabilidad

RE – 417 Hz – Frecuencia para deshacer las situaciones y facilitar el cambio

MI – 528 Hz – Frecuenica para la transformación y los milagros .Reparación del ADN 

FA – 639 Hz – Frecuencia para la conexión y las relaciones

SOL – 741 Hz – Frecuencia para el despertar de la intuición

LA – 852 Hz – Frecuencia para volver al orden espiritual

Trompetas tibetanas.

 voz grave


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada